EL CAMBIO

EL CAMBIO.

Lo difícil no es ser constante, sino no serlo

Conviene tener presente que la constancia y la organización nos facilita la vida y que no tener ambas facultades nos causa muchos, pero muchos problemas.

¡Lo difícil es no cambiar!

Lo difícil y doloroso es fracasar en proyectos vitales (una pareja, un negocio, ahorrar, organizar nuestro tiempo) por no ser constantes.

Vivir en un estado de caos continuo, sin ciertos límites saludables, empezando cosas y dejándolas a medias, renunciando a nuestros sueños porque no nos ponemos a ello… eso sí es complicado y además nos hace sentir muy culpables.

Si todos viéramos claro que la falta de perseverancia nos está perjudicando a muchos niveles, desde la salud hasta el aspecto económico, tomaríamos medidas urgentes para cambiar la situación.

Haríamos lo posible por organizar mejor nuestro tiempo, por planificar objetivos a largo plazo que sean tan fáciles que no tengamos la tentación de abandonar, por mejorar nuestra capacidad de compromiso.

 

Lo difícil no es ser constante, sino no serlo…

Fuente: https://www.puedoayudarte.es/la-mentalidad-para-ser-constante-y-organizad/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *