JUICIOS DE VALOR.

JUICIOS DE VALOR.
Un juicio es una opinión, un parecer o una valoración que alguien efectúa acerca de algo o de alguien y a partir de la cual normalmente una persona determina cuando algo es bueno o malo, cuando es verdadero o cuando es falso, cuando es fiable o no, desde su óptica claro está.

La influencia de la opinión personal.

Mientras tanto, el juicio de valor no es otra cosa que la valoración que realiza una persona acerca de algo o alguien y que es el resultado de someterlos a sus ideas, valores personales, experiencias, creencias y entornos particulares.

Mayormente los juicios de valor están vinculados a ideas, decisiones, comportamientos y se los considera buenos, malos, útiles o inservibles.

Predominio de la Subjetividad sobre la verdad.

Pero como decíamos, el juicio de valor dispone de una carga subjetiva fundamental e importantísima y por ello es que ese juicio que alguien emite debe considerarse en función de ello, de quien proviene y entender que esa persona llega a ese juicio como resultado de sus creencias, experiencias y entorno.

Esta situación que mencionamos debe tenerse en cuenta especialmente cuando el juicio de valor que alguien emite sobre algo o alguien es ciertamente malo o condenable y termina afectando a la persona sobre la cual recae. En muchos casos se debe a apreciaciones muy personales, que incluso hasta pueden estar totalmente alejadas de una verdad o coherencia.

«Por eso, no hay que rendirse ante un juicio de valor, que es solamente la visión muy particular de alguien»

Fuente:http://www.definicionabc.com/social/juicio-de-valor.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *